sábado, 2 de febrero de 2222

El por qué de este blog.



Hay recuerdos que aún a pesar de haber transcurrido ya casi cincuenta años, están frescos en la memoria.

En 1.973 poco podía imaginarme que aquel regalo que mi padre me hizo el 30 de marzo, pudiese influir en mi vida, lo que hasta el día de hoy lo hizo.
Aquella tarde, llegó a casa y me dijo: “Te traigo este libro que te va a gustar. Toma”. Y me dió este pequeño libro:

Portada y contraportada.









Cual sería mi sorpresa cuando al abrirlo me encontré la dedicatoria:






En aquel entonces, con 14 años, estudiando 4º de bachillerato y en plena adolescencia, ávido de aventuras, ni que decir tiene que lo devoré “en menos que canta un gallo”.
Aunque el argumento básico eran los dramas acaecidos en el Naranjo de Bulnes, narrados con un estilo muy directo, muy apasionado, muy polémico tal cual era su autor:






también entré en contacto con un mundo del que hasta entonces nunca había oído hablar: la montaña. En aquellas páginas había una guía básica de “los vocablos que para el montañero tienen un sentido especial y es importante familiarizarse con ellos”:




Encontré también la historia de un mito que, como no, me hizo soñar:






Y ví los primeros croquis y fotos de un “espacio” que desconocía pero en el que entreveía aventuras soñadas y un mundo por descubrir:





Ni que decir que el efecto que desencadenó aquel regalo, ni mi padre ni yo mismo éramos conscientes en aquella tarde de final de marzo del 73. No recuerdo que pasó por mi mente, ni como se forjó en mí la afición que desde aquel momento surgió en mi interior. Lo que sí tengo claro, sobre todo porque fruto de aquella “pasión” me volví metódico en este terreno, es que el 5 de Septiembre de aquel mismo año, hacía mi primer excursión de montaña, como no, viviendo en Oviedo, al Naranco. Y así la describí en una libreta que rimbombantemente abrí con el título de “ Historial montañero” y que afortunadamente aún conservo hoy en día:






Tras aquella primera,seguirían La Magdalena, Peñamayor, La Mostayal.....
En Enero de 1974 me federé y asocié al Grupo Montañero Vetusta donde con Chema Arguelles, Julián, Tano y tantos otros desarrollé y amplié mi afición:







Durante todos estos años, muchas han sido las excursiones realizadas, muchas las cumbres ascendidas:






muchos buenos momentos compartidos con amigos:
Jesús, Alberto y yo. Gamonal 1974 - Con Eva,Ana y Fernando.Refugio de Vegarredonda 1.976

Juan Carlos, Jose Ramón y el Zar. Albos 1.979 - Alberto. Torre de Enmedio 1.978



Hubo una primera etapa intensa; un periodo de inactividad…. largo; pero seguido de un reinicio, ahora, junto a mis hijos Eva y Enol muy prestoso. De todo esto trata este blog. Lo que hace cuarenta años se escribía en unas hojas de libreta para recordar nuevos caminos, ahora se escribe on-line, eso sí, con la misma pasión, con el mismo cariño que antes, pero sobre todo, y gracias a las nuevas tecnologías, para compartirlo con más gente, con más “amigos” que disfrutan de esa misma afición que es la montaña y quien sabe si en algún lector podrán despertar estas modestas narraciones la misma aficción que aquel libro despertó en mí.
Poco a poco espero ir construyendo este blog tanto con las nuevas rutas que iremos haciendo, como con el material que el paso del tiempo ha respetado y aún conservo

descripciones en la libreta fundamentalmente:




Tarjetas de cumbres:



Fotos:
En el refugio del Meicin. Julio 1.975 - Bajando del Portillín con Ana, Eva y Fernando. Septiembre 1.975





subiendo a Peña Santa de Enol,con Eva, Ana y Fernando. Agosto 1.976 - Subiendo a Ubiña la pequeña con Alberto. Semana santa 1.979




y espero que sirva, aunque ya menos rimbombantemente, como recuerdo de mi afición por la montaña y como homenaje a mi padre que con aquel regalo hizo nacer en mí –¿fué sin saberlo?– la pasión por la montaña y todo lo que ello conlleva.

lunes, 16 de mayo de 2022

Circular al pico Cascayón desde Wamba.

 



Con dos objetivos claros, disfrutar del paradisíaco enclave del lago Ubales y localizar las fuentes del Trave; Acebal y la Xara para futuros proyectos, iniciábamos el pasado 13 de mayo el recorrido de la pista Wamba Manuel y yo.




A escasos 500 mts de haber dejado atrás los últimos edificios de la urbanización de San Isidro y antes de que el arroyo de Los Fornos se junte al rio Isoba, sale a mano izquierda la bien señalizada pista Wamba – así llamada en recuerdo del rey Visigodo de mismo nombre- que antaño constituyó uno de los caminos históricos de comunicación entre la meseta castellana y el centro de Asturias



Con un firme de tierra y actualmente ensanchado, discurre inicialmente por la Vega Los Fornos, dejando a la derecha el arroyo de mismo nombre, ganando altura progresivamente y siempre con el Cascayón enfrente



Al final de la vega, se cruza el arroyo y tras un repecho se alcanza el valle de los Pozos



en esta ocasión de un verde rabiante y por el que la pista sigue ganando altura paulatinamente y que en esta vista atrás llegando al collado Acebal podemos contemplarlo en casi su total extensión, con el imponente Toneo y la cuerda que va hasta el pico Requexines, cerrando el horizonte



desde el mismo punto, pero mirando a la derecha, vemos toda la cuerda que delimita León y Asturias con los picos Arenal; Valmartín; la Ventanona y Torres



tras un último repecho que la pista salva en un pronunciado zig zag con la Rapaína al fondo



así como el collado de las agujas, con la Peña del Viento y los Fornos a la derecha



Nos aúpa al collado Acebal al que hemos llegado en poco mas de una hora de cómodo caminar. Desde el collado, la pista desciende por la derecha hacia la majada de Mericueria, mientras que de frente se alcanza la cabaña-refugio a los pies de esta ladera sureste del Cascayón.



lugar privilegiado para desde él contemplar el Cantu´l Oso; Tiatordos y Picos de Europa en toda su extensión.



Por detrás de la cabaña, un marcado sendero nos lleva hacia la ladera sureste del Cascayón



encontrando una visible señal indicativa de que es el camino correcto para ir hacia el lago Ubales



pocos metros después y al comienzo del mencionado sendero, un pequeño manantial surge a su izquierda, si bien el pequeño caudal del mismo, me hace pensar que en el verano estará seco



El sendero discurre a media ladera del Cascayón, con un trazado que va ganando altura muy levemente hacia la collaina la Xara que se divisa al final de la ladera



siempre con unas vistas fabulosas tanto a su derecha con el verde valle que baja hacia Mericueria como las que abarcan el cantu´l Oso sobre el que se ven Ten; Pileñes; Maciédome; Tiatordos y finalmente los tres macizos de Picos de Europa



mientras que hacia atrás y sobre el collado Acebal, se divisan los lejanos Toneo; Agujas; Requexines; Ausente….



seguimos avanzando por el sendero



hasta que de pronto nos topamos con la fuente la Xara, de importante caudal y que creía que no estaba junto al mismo sendero,



ni mucho menos que lo “atravesaba” fluyendo sus aguas hacia el valle para alimentar al arroyo Acebal que tras numerosas confluencias con otros arroyos acabará en el Nalón



alcanzamos la collaina la Xara



desde la que las vistas siguen siendo extraordinarias. Hacia el este: las ya descritas hacia el cantu´l Oso; Ten; Pileñes; Maciédome y Picos



las sierras de Pries y Mongayo



Los desventíos de la Peña Los Fornos y la del Viento



Mientras al norte: las sierras de Coteguero y Brañapiñueli así como la pista que desde Brañagallones y pasando por Mericueria llega a la Infiesta



Con mas detalle, los pedreros de la cara noreste del Cascayón a los que hay que descender para luego ascender al emplazamiento del lago Ubales que desde la colladina no se ve (punto este importante ya que mucha gente que llega hasta aquí al no verlo, duda si ha seguido el camino correcto)



desde la misma colladina, un sendero baja hacia los pedreros dando varias revueltas por una zona terrosa y con escobales



hasta alcanzarlos , hoy aún había varios neveros,

(vista atrás hacia la collaina la Xara desde el primer nevero)



para en fuerte pendiente primero



y luego ya mas llevadera



llegar por fin al emplazamiento del lago Ubales




A parte de comentar lo desafortunado de las dos señales existentes, si bien reconozco su necesidad pero en otros materiales mas acordes con el paraje y que pondré en conocimiento de las autoridades regionales,




tan solo incluiré imágenes del lago y las vistas que de él y su entorno disfrutamos ya que creo sobra cualquier comentario para describir lo indescriptible















Así pues y tras disfrutarlas durante un buen tiempo, tocaba seguir ruta con los dos objetivos marcados de antemano ya conseguidos. Desde la orilla norte, junto a la otra desafortunada señal, retomamos el sendero que se encamina a la collá Ubales, en la foto la zona mas verde, a la izquierda y ribeteada con dos neveros, procurando no perder demasiada altura en la parte alta del valle por lo que vamos cortando a la izquierda cuanto podemos



para llegar a ella y darnos de bruces con otra de las imágenes del día que nos acompañará una buena parte del camino en adelante y que no es otra que la hipnótica figura que desde aquí presenta el picu Torres



Al este de la collá, llega la pista por la que podemos bajar a la Felguerina; Mericueria o ir hasta Brañagallones



Al sur, tenemos el sendero que por la ladera norte sube al Cascayón



Sin embargo, nosotros seguiremos al oeste por el marcado sendero que sigue el PR AS-16 camino de la majada de Moyones que aunque a considerable distancia del Torres, visualmente parece situada a sus pies



El sendero es una delicia recorrerlo. Siempre por la ladera noroeste del Cascayón, bien definido y con jitos y marcas del PR nos lleva por unos terrenos limpios, abiertos y con unas espectaculares vistas de los puertos de Cotorgán siempre con el Torres destacando sobre el paisaje




En puntuales ocasiones se mete cerca del arroyo Carbazosa, empozándose y discurriendo entre vegetación de mayor porte pero que no dificulta el progreso ni pierde su trazado



Atrás ha quedado ya muy arriba la collá Ubales



y tras superar una corta pero empinada cuesta



llegamos al asentamiento de la majada Moyones. Otro punto idílico en el que como es habitual en todos los puertos, casi la totalidad de sus cabañas están en ruinas. De 16 restos que contamos, tan solo dos están en condiciones “normales”



La vega donde se asienta está recorrida por un pequeño arroyo que la atraviesa serpenteante y junto al que nos paramos a comer un bocadillo disfrutando de la paz y tranquilidad del lugar



contemplando sus cabañas



y las nubes que rompen el azul intenso del cielo



Hay que seguir ruta y emprendemos la marcha, cruzando el arroyo y buscando la traza del sendero que por su derecha gana altura por la ladera en busca de una perceptible collada



Pronto damos con él; bien marcado y limpio entre los matorrales



dejando abajo el emplazamiento de los Moyones, vamos ganado altura



hasta alcanzar la collada que nos abre paso al precioso valle de la becerrera el Fueyu



donde un gran rebaño de rebecos parece observarnos desde la seguridad que les ofrece la lejanía



Este “fondo de saco” delimitado por el Cueto Rubio y los picos Entrepicos; los dientes y el Cascayón ahora por su ladera oeste, tiene la salida natural por el collado Trave a la izquierda de la foto



al que se dirige el camino que venimos siguiendo desde los Moyones y que lo alcanza siguiendo un trazado ascendente en diagonal a la izquierda



Nos lo tomamos con la calma que requiere salvar esos 200 mts de desnivel continuados y poco a poco vamos dejando abajo el fondo de valle y mas abajo aún, iluminado por un rayo de sol, el emplazamiento de los Moyones



acercándonos cada vez mas al collado Trave



Desde el que vemos de frente las peñas Los Fornos; el Viento y la Rapaína




A la derecha, el paisaje abierto del valle los pozos; los Fornos y a lo lejos Toneo y Requexines



Desde el collado Trave y casi en horizontal vamos buscando la traza por la que mejor se camina en busca del evidente collado Acebal



siempre bordeando por la ladera sur del Cascayón



Justo antes de alcanzar una caja de pista que baja hacia al collado Acebal y desde donde se contempla con una luz muy diferente el paisaje que ya nos había deslumbrado por la mañana hacia Picos de Europa


encontramos un surgencia potente que conforma un pequeño arroyo y que supone una grata sorpresa para mi al estar bastante mas cerca de la cabaña que la fuente la Xara en caso de que por el verano mane agua de él y que no se si se corresponde con la fuente del Trave ¿alguien me lo puede confirmar?



Alcanzamos la cabaña, cerrando la circular al Cascayón,



comenzando a desandar la pista hacia el valle los pozos y los Fornos



que vamos recorriendo en animada charla disfrutando de las vistas ahora con el Toneo enfrente



dejando atrás el Cascayón; Los Fornos y la peña del Viento con un cielo cada vez mas nublado como habían previsto los servicios meteorológicos



destacando así mismo con el verde rabioso de la pradera y los escobales,



Antes de llegar nueva mente al inicio de la pista Wamba y dar por finalizada la circular al Cascayón.



parando posteriormente en El Pino para toamrnos una clara y un sabroso "aperitivo" de chorizo





Como siempre, os dejo los tiempos orientativos de la ruta



Recorrido en coche:

Oviedo – inicio Pista Wamba………………..75´





Recorrido a pie:

Inicio pista Wamba – collado Acebal…….65´

Collado Acebal – collaína la Xara………. 20´

Collaína la Xara – lago Ubales……… 15´

Lago Ubales – collá Ubales….. 12´

Collá Ubales – Los Moyones…. 25´

Los Moyones – collada Trave…. 40´

Collada Trave – collado Acebal…12´

Collado Acebal – inicio pista Wamba… 50´





Esto ha sido todo por hoy.

Espero que os haya gustado.

Hasta pronto.

Saludos.






.