sábado, 2 de febrero de 2222

El por qué de este blog.



Hay recuerdos que aún a pesar de haber transcurrido ya casi cincuenta años, están frescos en la memoria.

En 1.973 poco podía imaginarme que aquel regalo que mi padre me hizo el 30 de marzo, pudiese influir en mi vida, lo que hasta el día de hoy lo hizo.
Aquella tarde, llegó a casa y me dijo: “Te traigo este libro que te va a gustar. Toma”. Y me dió este pequeño libro:

Portada y contraportada.


















Cual sería mi sorpresa cuando al abrirlo me encontré la dedicatoria:


































En aquel entonces, con 14 años, estudiando 4º de bachillerato y en plena adolescencia, ávido de aventuras, ni que decir tiene que lo devoré “en menos que canta un gallo”.
Aunque el argumento básico eran los dramas acaecidos en el Naranjo de Bulnes, narrados con un estilo muy directo, muy apasionado,muy polémico tal cual era su autor:
















también entré en contacto con un mundo del que hasta entonces nunca había oído hablar: la montaña. En aquellas páginas había una guía básica de “los vocablos que para el montañero tienen un sentido especial y es importante familiarizarse con ellos”:





Encontré también la historia de un mito que, como no, me hizo soñar:



































Y ví los primeros croquis y fotos de un “espacio” que desconocía pero en el que entreveía aventuras soñadas y un mundo por descubrir:









Ni que decir que el efecto que desencadenó aquel regalo, ni mi padre ni yo mismo éramos conscientes en aquella tarde de final de marzo del 73. No recuerdo que pasó por mi mente, ni como se forjó en mí la afición que desde aquel momento surgió en mi interior. Lo que sí tengo claro, sobre todo porque fruto de aquella “pasión” me volví metódico en este terreno, es que el 5 de Septiembre de aquel mismo año, hacía mi primer excursión de montaña, como no, viviendo en Oviedo, al Naranco. Y así la describí en una libreta que rimbombantemente abrí con el título de “ Historial montañero” y que afortunadamente aún conservo hoy en día:







Tras aquella primera,seguirían La Magdalena, Peñamayor, La Mostayal.....
En Enero de 1974 me federé y asocié al Grupo Montañero Vetusta donde con Chema Arguelles, Julián, Tano y tantos otros desarrollé y amplié mi afición:









Durante todos estos años, muchas han sido las excursiones realizadas, muchas las cumbres ascendidas:








muchos buenos momentos compartidos con amigos:
Jesús, Alberto y yo. Gamonal 1974 - Con Eva,Ana y Fernando.Refugio de Vegarredonda 1.976





Juan Carlos, Jose Ramón y el Zar. Albos 1.979 - Alberto. Torre de Enmedio 1.978



Hubo una primera etapa intensa; un periodo de inactividad…. largo; pero seguido de un reinicio, ahora, junto a mis hijos Eva y Enol muy prestoso. De todo esto trata este blog. Lo que hace cuarenta años se escribía en unas hojas de libreta para recordar nuevos caminos, ahora se escribe on-line, eso sí, con la misma pasión, con el mismo cariño que antes, pero sobre todo, y gracias a las nuevas tecnologías, para compartirlo con más gente, con más “amigos” que disfrutan de esa misma afición que es la montaña y quien sabe si en algún lector podrán despertar estas modestas narraciones la misma aficción que aquel libro despertó en mí.
Poco a poco espero ir construyendo este blog tanto con las nuevas rutas que iremos haciendo, como con el material que el paso del tiempo ha respetado y aún conservo

descripciones en la libreta fundamentalmente:






Tarjetas de cumbres:






Fotos:
En el refugio del Meicin. Julio 1.975 - Bajando del Portillín con Ana, Eva y Fernando. Septiembre 1.975





subiendo a Peña Santa de Enol,con Eva, Ana y Fernando. Agosto 1.976 - Subiendo a Ubiña la pequeña con Alberto. Semana santa 1.979






y espero que sirva, aunque ya menos rimbombantemente, como recuerdo de mi afición por la montaña y como homenaje a mi padre que con aquel regalo hizo nacer en mí –¿fué sin saberlo?– la pasión por la montaña y todo lo que ello conlleva.

sábado, 18 de mayo de 2019

Fuentes, Tarambicu y Fana Brava.

El pasado 14 de mayo tuve oportunidad de acompañar a un nutrido grupo de amigos en una ruta somedana en la que recorreríamos hermosos parajes al norte del valle glacial que desde valle de Lago llega al lago del valle y más concretamente desde la vega de Fuentes hasta los Pozos de Promedio. Víctor “Orbayu”, autor del libro “Somiedo: Rumbo a lo desconocido” Editorial Cordillera Cantábrica; Manuel, uno de los mejores conocedores de la fauna de Somiedo; Freije; “Nuberu”; Paloma y Juan; Cundi; Pedro; Diego; Santi; Begoña y Elena serían mis compañeros en esta preciosa ruta a la que sin más vueltas,  doy paso a su descripción.


El punto de inicio sería en el aparcamiento situado al final del barrio de L´Auteiro, junto a la fuente, que marca el inicio de la pista hasta el lago del Valle. El día se presentaba espectacular en lo climático con un cielo azul intenso y un verde explosivo en la vegetación

Mientras  que el sol va asomando sobre los paredones de la ladera que cierra el valle por su izquierda,

recorremos el primer kilómetro y medio de la mencionada pista hasta la desviación que de ella sale a la izquierda en dirección a la braña de Sobrepena donde nos desviaremos

para inmediatamente comenzar a subir por la ladera, las cuestas de Corbato, hacia la base del paredón naranja que tenemos a la vista

la pendiente es fuerte y sin descanso y el paredón va “creciendo” en verticalidad según nos acercamos a su base

bajo la cual las vistas se han agrandado valle arriba pudiendo verse ya Peña Orniz; los picos de las Morteras y el pico Canalón

Tras recuperar el aliento, proseguimos el ascenso hacia la izquierda, pegados a la base del paredón de los Bernaldeos

hasta salir a un canto por encima ya de los Crispeos

el fondo del valle va quedando ya muy abajo, hemos ascendido casi 250 mts, y seguimos disfrutando del intenso verdor que desprende. Ahora vemos también la cumbre de los Esperones entre las de las Morteras y el Canalón

aún nos queda por remontar la panda herbosa , de fuerte pendiente, que ha de dejarnos en el alto de la pena del Furao, puerta de las Veigas de Fuentes aunque antes, algunos subiremos a la pena el Furao (flecha)

foto desde el otro lado al de la imagen anterior con los seis que subimos
            ( foto: Cundi Montes)

para después reunirnos con el resto de compañeros en el mismo alto de la pena del Furao. Al fondo el pico Las Cruces
    (foto: Nuberu)

Reunido el grupo, iniciamos la marcha pasando por la loma del canto la Tchaguna  hacia la ladera del pico Fuentes

que divide la Veiga en dos, a la derecha del sentido de nuestra marcha, está la veiga  de la Tchaguna cerrada por el Mirador del Tarambico

mientras que a la izquierda queda la Veiga Fuentes a los pies del pico las Cruces

comenzamos el ascenso por la ladera del pico Fuentes

que aunque bastante quebrada se camina bien

hasta alcanzar la cumbrera un poco a la izquierda de la cima oeste que se gana en un corto ascenso


las vistas desde este modesto pico son muy agradecidas


al oeste:
vemos la arista cimera que va de la cumbre hacia el pico Las Cruces dejando a la derecha el valle de Veigarrionda; a la izquierda las Veigas de Fuentes separadas por el canto la Chaguna; el alto de la pena del Furao que deja paso al valle del Lago del que tan solo se ven los hayedos. Al fondo, nevado, el Cornón.


Al sur:
Veigas de Fuentes; pico la Tchaguna o Bernaldeos y alto de la pena del Furao por donde llegamos a las Veigas; al otro lado del valle del Lago, una primera fila de cumbres empastadas sobre el pico Tchaguna que van desde los Esperones y Canalón hasta el Faspayón. Tras ellas, Picos Blancos y peña Chana


Al este:
El mirador del Tarambicu y la entrada a las Argaxadas, a su derecha. Sobre ellos, y en un segundo plano, a la izquierda los Albos y a la derecha, peña Orniz, picos de las Morteras, picos Blancos y Esperones…


Al norte:
La parte alta de Veigarreonda con los puertos de Tarambicu y peñas Negras asomando sobre ellos

Desde esta cumbre oeste del pico Fuentes, avanzamos unos metros por la cumbrera hacia la cumbre este, tan solo unos metros más alta

desde la que el único cambio interesante en las vistas es que ya se ve con claridad la cumbre del Tarambicu, al fondo a la izquierda de la foto

Tras la contemplación, reiniciamos la marcha para recorrer el puerto de Tarambicu en dirección a la cumbre de mismo nombre

El recorrido es evidente, atravesando pequeñas vegas y siempre con la cumbre a la vista

Mientras  somos observados por los rebecos

hasta alcanzar la propia ladera del pico que se asciende cómodamente

para ganar su cumbre sin dificultad, con las Ubiñas de fondo



Las vistas

Hacia el sureste:
Destaca la veiga de Camayor entre el cordal que desde la propia cumbre va hacia las Porzanas, con las Ubiñas al fondo y las cumbres  que la cierran por el otro lado, de la Tchavana, la peña Camayor y la Fana Brava sobre las que se ven Calabazosa, Los Albos y peña Orniz entre otras

con zoom:
Peña Orniz y Albo Occidental


Al sur:
Sobre la Fana Brava y la Peña la Braña, en primer término; una segunda línea con los picos de las Morteras; la Paredina; el valle de las Morteras y Murias Chongas; los Esperones; Cuevameliz; pico el Canalón y tras estos, Picos Blancos y peña Chana

con zoom:
Picos Blancos, valle de las Morteras y Murias Chongas


Al oeste:
El puerto de tarambicu sobre el que destacan a la derecha, los estratos verticales de el Michu y al fondo a la izquierda, el nevado Cornón

con zoom:
Cornón


Al norte:
Separados del Tarambicu por el valle de Saliencia, el cordal de Los Bígaros y el Muñón; la foz de los Arroxos; Los Bueis y la mortera de Saliencia; tras ellos, sierra de Sobia y tras ella, sierra del Aramo

con zoom:
Mortera de Saliencia; Peña Gradura; desfiladero de Valdecerezales y sierra de Sobia

Tras un nuevo parón para deleitarnos con las vistas y recuperar alguna fuerza, comenzamos el descenso hacia la Tchomba de Camayor con la intención de acercarnos hasta la Fana Brava

Un descenso sin complicaciones

Aunque primeramente nos adentramos en el reguero para recargar agua

subiendo luego desde él a la Tchomba para encaminarnos ya a la Fana Brava y acometerla por el canalizo

dejando detrás al Tarambicu

La pendiente se acentúa

aunque la subida no presenta complicaciones

 y se resuelve con un par de zig zags, primero a la izquierda

y luego a la derecha

aunque siempre con fuerte pendiente

hasta alcanzar la loma que da acceso a la cumbre

Desde esta primera cumbre, las vistas son espectaculres, tanto hacia el lago

como hacia el valle

Desde la segunda cumbre, poco cambian hacia el lago

pero si hacia el valle, pudiendo ver desde ella la braña de Sobrepena por la que pasaríamos más tarde

Nos hacemos la foto de grupo, como en el resto de cumbres, aunque no estamos todos los integrantes
    ( foto: Juan)

Iniciando el descenso hacia los pozos de Promedio, una inmensa zona kárstica entre la Fana Brava y el Albo Occidental y con la anchura de la meseta delimitada entre las Veigas de Camayor y Freisneu, por el norte y el valle del Lago por el sur.


Aquí se encuentra el Furao de Camayor, interesante fenómeno kárstico que deja ver la Veiga de Camayor a vista de pájaro con sus praderías a 150 mts por debajo

Desde él, nuestro camino gira en dirección sur, en busca del valle del Lago

para desde la parte más baja de los pozos de Promedio

dejarnos caer por la atormentada ladera de la Tchávana primero hacia la izquierda mirando al lago

buscando la zona más cómoda y limpia de caminar, siempre con pronunciada pendiente

para luego girar a la derecha rebasando un crestón y ganar la vallina que se abre a su derecha

Las vistas del lago desde el crestón son así de guapas

por la que descenderemos por su izquierda hacia la base del pico el Paisano (el bloque calizo vertical) en busca del camino de las Divisas que pasa en horizontal unos metros mas abajo momento en el que siguiéndolo, giramos a la derecha

pasando bajo el  característico “pirulo” calizo que veíamos en la bajada hacia el pico Paisano, a la derecha de la vallina

detalle del "pirulo" calizo

El camino de las Divisas, discurre casi en horizontal por esta ladera (hay algunas marcas de pintura)

hasta enlazar con el que baja de Camayor hacia el Gabitón, en el fondo del valle. 

Aquí se abren dos opciones: bajar al Gabitón y recorrer toda la pista hasta Valle del lago  para lo cual, en la intersección de caminos giraríamos a la izquierda en claro descenso o evitar un buen tramo de pista, para lo cual, en la intersección de caminos tendremos que seguir de frente, en CLARO ASCENSO,  para alcanzar el Cuetu las Mingas

Superado éste, y cuando el camino toma ya clara dirección ascendente hacia Camayor, se presenta bajo nosotros la braña de Sobrepena

hacia la que descendemos por los prados que nos separan de ella, buscando la entrada de la pista, lugar donde se encuentra la fuente abrevadero

pasando antes junto al primero de los corros que hay en esta braña

nuevamente tenemos aquí la misma opción que en la intersección anterior de caminos: o descender por la pista continuando por ella hasta Valle del Lago o adentrarnos en la Braña cruzándola y continuar a media ladera  un buen trecho más, opción que evidentemente tomamos.

 Desde la fuente, ascendemos primero por las pradera de la braña pasando junto a algunos corros de piedra y alguna cabaña

para luego descender hacia una cabaña con techo de uralita con las casas del Auteiro a la vista en el fondo del valle

tras la que varios corros, en no muy buenas condiciones de conservación, marcan el final de la braña
    (vista atrás desde estos corros con la Fana Brava y el Albo occidental cerrando el horizonte)

Un marcado sendero, sigue ahora a media ladera por Cuendia Prieta

 con el valle a nuestra izquierda en el que así mismo destaca el rabioso verde de los prados y hayedos

Poco a poco vamos perdiendo altura

por esta ladera, siempre siguiendo el sendero

para ir acercándonos al ramal de la pista que desde el cruce del Corbato llega a la braña

descenso unas veces más acusado

otras mas suave

pero siempre disfrutando del colorido que el paisaje nos ofrece

hasta que finalmente llegamos a la altura de la pista a la que descendemos

para seguir por ella unas decenas de metros antes de volver a alcanzar el cruce de Corbato donde este ramal de la pista se une a la principal 

Desde el cruce con otra iluminación diferente a la de la mañana vemos ahora más claramente el ascenso por las cuestas del Corbato hasta el paredón de los Bernaldeos  así como el ascenso por la vira que nos llevará sobre el cantu de los Crispeos

Seguimos por la pista disfrutando del kilómetro y medio que nos queda para llegar a l´Auterio
Disfrutando de vistas como estas, tanto hacia atrás, con la pena la Braña; la Fana Brava y los Albos

como hacia adelante

hasta alcanzar las casas del barrio de l´Auterio

finalizando esta preciosa ruta.



Como siempre os dejo los tiempos meramente indicativos


Recorrido en coche
Oviedo – Valle del Lago…………………………………………………90´


Recorrido a pié
Inicio pista en el Auterio – cruce del Corbato………………………………..……....20´
Cruce del Corbato – cantu la Solana (con ascenso a la pena del Furao)….90´
Cantu la Solana – cumbre del pico Fuentes…………………………………………….30´
Cumbre del pico Fuentes – cumbre Tarambicu………………………………………25´
Cumbre Tarambicu – cumbre Fana Brava ………………………………………………40´
Cumbre Fana Brava – furao de Camayor………………………………………………..10´
Furao de Camayor – entronque con el camino de las Divisas…………………40´
Entronque camino de las Divisas – braña de Sobrepena………………………..25´
Braña de Sobrepena – cruce del Corbato……………………………………………….40´
Cruce del corbato – L´Auterio………………………………………………………………….20´








NOTA .- Los topónimos usados en esta narración provienen del trabajo recogido por mi amigo Víctor Martín “Orbayu” en su libro “Somiedo: rumbo a lo desconocido” Editorial Cordillera Cantábrica donde narra detalladamente esta y otras rutas por la Reserva Mundial de la Biosfera de Somiedo. 
                                                      


Libro muy recomendado al igual que su anterior publicación  “Somiedo: entre osos, brañas y pastores” Editorial Cordillera Cantábrica Dic 2014



Esto ha sido todo. Espero que os haya gustado.
Hasta pronto.

Saludos








.