sábado, 2 de febrero de 2222

El por qué de este blog.



Hay recuerdos que aún a pesar de haber transcurrido cuarenta años, están frescos en la memoria.

En 1.973 poco podía imaginarme que aquel regalo que mi padre me hizo el 30 de marzo, pudiese influir en mi vida, lo que hasta el día de hoy lo hizo.
Aquella tarde, llegó a casa y me dijo: “Te traigo este libro que te va a gustar. Toma”. Y me dió este pequeño libro:

Portada y contraportada.

Photobucket

Cual sería mi sorpresa cuando al abrirlo me encontré la dedicatoria:
Photobucket

En aquel entonces, con 14 años, estudiando 4º de bachillerato y en plena adolescencia, ávido de aventuras, ni que decir tiene que lo devoré “en menos que canta un gallo”.
Aunque el argumento básico eran los dramas acaecidos en el Naranjo de Bulnes, narrados con un estilo muy directo, muy apasionado,muy polémico tal cual era su autor:

Photobucket

también entré en contacto con un mundo del que hasta entonces nunca había oído hablar: la montaña. En aquellas páginas había una guía básica de “los vocablos que para el montañero tienen un sentido especial y es importante familiarizarse con ellos”:
Photobucket


Encontré también la historia de un mito que, como no, me hizo soñar:
Photobucket

Y ví los primeros croquis y fotos de un “espacio” que desconocía pero en el que entreveía aventuras soñadas y un mundo por descubrir:
Photobucket


Ni que decir que el efecto que desencadenó aquel regalo, ni mi padre ni yo mismo éramos conscientes en aquella tarde de final de marzo del 73. No recuerdo que pasó por mi mente, ni como se forjó en mí la afición que desde aquel momento surgió en mi interior. Lo que sí tengo claro, sobre todo porque fruto de aquella “pasión” me volví metódico en este terreno, es que el 5 de Septiembre de aquel mismo año, hacía mi primer excursión de montaña, como no, viviendo en Oviedo, al Naranco. Y así la describí en una libreta que rimbombantemente abrí con el título de “ Historial montañero” y que afortunadamente aún conservo hoy en día:
Photobucket

Tras aquella primera,seguirían La Magdalena, Peñamayor, La Mostayal.....
En Enero de 1974 me federé y asocié al Grupo Montañero Vetusta donde con Chema Arguelles, Julián, Tano y tantos otros desarrollé y amplié mi afición:
Photobucket


Durante todos estos años, muchas han sido las excursiones realizadas, muchas las cumbres ascendidas:
Photobucket


muchos buenos momentos compartidos con amigos:
Jesús, Alberto y yo. Gamonal 1974 - Con Eva,Ana y Fernando.Refugio de Vegarredonda 1.976
Photobucket
Juan Carlos, Jose Ramón y el Zar. Albos 1.979 - Alberto. Torre de Enmedio 1.978



Hubo una primera etapa intensa; un periodo de inactividad…. largo; pero seguido de un reinicio, ahora, junto a mis hijos Eva y Enol muy prestoso. De todo esto trata este blog. Lo que hace cuarenta años se escribía en unas hojas de libreta para recordar nuevos caminos, ahora se escribe on-line, eso sí, con la misma pasión, con el mismo cariño que antes, pero sobre todo, y gracias a las nuevas tecnologías, para compartirlo con más gente, con más “amigos” que disfrutan de esa misma afición que es la montaña y quien sabe si en algún lector podrán despertar estas modestas narraciones la misma aficción que aquel libro despertó en mí.
Poco a poco espero ir construyendo este blog tanto con las nuevas rutas que iremos haciendo, como con el material que el paso del tiempo ha respetado y aún conservo

descripciones en la libreta fundamentalmente:
Photobucket

Tarjetas de cumbres:
Photobucket


Fotos:
En el refugio del Meicin. Julio 1.975 - Bajando del Portillín con Ana, Eva y Fernando. Septiembre 1.975
Photobucket

subiendo a Peña Santa de Enol,con Eva, Ana y Fernando. Agosto 1.976 - Subiendo a Ubiña la pequeña con Alberto. Semana santa 1.979
Photobucket


y espero que sirva, aunque ya menos rimbombantemente, como recuerdo de mi afición por la montaña y como homenaje a mi padre que con aquel regalo hizo nacer en mí –¿fué sin saberlo?– la pasión por la montaña y todo lo que ello conlleva.

miércoles, 17 de agosto de 2016

La Cabra Blanca y la canal de Capozo. Del cielo a los infiernos.


 photo IMG_0745_zpsgqxuavyw.jpg


Cuando en julio recibo la invitación de mi amiga Clemen para acompañarla en agosto, junto a Edu,  a la Cabra Blanca inmediatamente le digo que sí. Posteriormente vendrá el análisis de la prolongada inactividad de casi un año de duración; la falta de fondo físico….pero las ganas son muchas pese a todo mantengo mi presencia en el grupo que intentará la cumbre y que finalmente estará integrado por Clemen; Ana; María; Solita; Edu; Agus; Juanjo; Javi ; Juan Carlos y Floyd.

Vegabaño. 5 agosto 2016. 18:30

  photo IMG_0593_zpssrhgirh3.jpg
Llevo en Soto de Sajambre desde el día 1 y ésta es la tercera vez que llego a Vegabaño, aunque hoy mis miras están puestas más arriba. En las dos ocasiones anteriores, preparándome para el asalto de mañana, tuve buenas sensaciones lo cual me anima enormemente.

Hoy atravieso la majada sin acercarme al refugio buscando la empalizada junto a la que discurre el sendero que me llevará a Salambre para cruzar el río Dobra.
 photo 1_zpsge7e6xnu.jpg

las nubes juegan en altura ocultándome por momentos las cumbres características de este sector del Occidental
 photo IMG_0596_zpshi2wn2nt.jpg

mientras mis pasos discurren cómodamente por el sendero perfectamente jitado, gracias Julián y Nuria.
 photo IMG_0598_zpswckpo4vh.jpg

por el que en media hora alcanzo el puente sobre el Dobra
 photo IMG_0599_zpsbatbsjhb.jpg

adentrándome en el precioso bosque de Cuesta Fría camino del refugio del Frade, donde según mis planes pasaré esta noche para mañana afrontar el reto habiendo ganado ya unos metros que me permitirán un menor desgaste.
 photo IMG_0600_zpskwqxzldu.jpg

El recorrido por el bosque, mágico y precioso
 photo IMG_0603_zpsj1cq2c2v.jpg


así como el Roblón que ahí sigue impertérrito al paso de los años y de los montañeros y senderistas que junto a él pasamos
 photo IMG_0606_zps2u8wlzde.jpg

Llego hasta la collada del cueto Salambre. Me encuentro muy cómodo y observo como la niebla juega a la altura del collado que abre paso a la vega donde se encuentra el refugio.
 photo IMG_0609_zpstusrhh1c.jpg

son los últimos cien metros a ganar hoy así que continúo mi caminar disfrutando, hacia atrás, de unas guapas vistas de las cumbres resurgiendo sobre las nubes.
 photo frade 1_zpsxiuzfswp.jpg

ya en el collado, el refugio del Frade aparece bajo las paredes de los altos del Verde, semi desdibujados por las nubes.
 photo IMG_0618_zpsrumgqpmd.jpg

Llego hasta él. No hay nadie más que las vacas pastando y la mastina que las cuida que viene a mí en busca de algo que comer. El refugio está limpio y tras colocar mis cosas
 photo IMG_0647_zpszphzhavj.jpg

subo hasta el collado que divide la vertiente de Valdeón y la de Sajambre pues sé que allí, junto a la señal, hay cobertura telefónica y así ponerme en contacto con mis compañeros de cara a mañana.
 photo 2_zpsqw5xohhy.jpg

Las vistas son espectaculares con la niebla entrando y saliendo, subiendo y bajando desde Carombo hasta el Frade
 photo frade 2_zpss4vve4kj.jpg
 photo vacasjuntas_zps8kdnov4p.jpg

y aposentadas hacia la cordillera de la que tan solo emergen los picos más destacados sobre ese mar de nubes.
 photo IMG_0638_zps0edexbln.jpg

Me pongo en contacto con mis compañeros sobre la hora de salida del día siguiente, ellos desde Valdeón, yo desde aquí, y bajo de nuevo hasta el refugio.
El sol se está poniendo sobre Beza y me ofrece una espectacular puesta de la que disfruto tremendamente mientras ceno en el exterior del refugio acompañado, como no, por la mastina
 photo IMG_0650_zps7wdaarsy.jpg
 photo IMG_0661_zpsqst0zgih.jpg
 photo IMG_0667_zpsknwtoc5d.jpg

Poco después llegan cinco chic@s leoneses, que también pasarán la noche aquí. Se acomodan, cenan y charlamos buen rato y antes de ponernos a dormir disfrutamos de un precioso mar de nubes sobre el que destacan Beza y Cabronero
 photo 4_zpsjrhsjaio.jpg

Así como de una espectacular luna creciente.
 photo IMG_0694_zpsco1cm3gg.jpg


El Frade. 06 de agosto 2016. 07:57



Mis compañeros de refugio no tienen pensado madrugar demasiado así que cuando las primeras luces del día entran por la ventana en la que dejamos sin echar las contras, apago la alarma del teléfono y comienzo a prepararme haciendo el menor ruido posible para partir.
Los primeros rayos de sol iluminan Beza y Cabronero, justo donde ayer su ocultó brindándome aquella maravillosa puesta
 photo IMG_0701_zpsh3dldgdw.jpg

Mis previsiones son hacer a mi ritmo la ascensión de la canal del perro hasta el collado del burro. Soy consciente de mis limitaciones y subir a otro más rápido que el mío, lastraría mis posibilidades para el resto del camino. Ahora, ambas están a la sombra lo cual facilita también las cosas.
 photo IMG_0702_zpszjjndwru.jpg

Son casi las ocho cuando ya estoy en el collado y nuevamente me pongo en contacto vía guasap con mis compañeros: “Buenos días. Salgo del Frade. Nos vemos camino de vega Huerta” escribo viendo al Tiatordos, Campigüeños y la Llambria iluminados por el sol sobre el Cerro, aún en sombra. Me acuerdo de Carlos Porto, estos días por su Ponga del alma disfrutando de esos parajes.
 photo IMG_0705_zpsngkcnuer.jpg

Las vacas pastan por la cimera del Frade y la cumbre de Los Verdes recibe los primeros rayos de sol. Me encamino hacia allí. Estoy bien.
 photo IMG_0707_zpsuaw1afgm.jpg

La vertiente de Valdeón también va despertando
 photo IMG_0709_zpszjo8i6ov.jpg

voy ganando altura cómodamente
 photo IMG_0712_zpsvtq8qitm.jpg

y aparecen los Mampodres, Ten y Pileñes sobre el Jario
 photo IMG_0719_zpsdcl70fbw.jpg

ya casi estoy a la altura de Cabronero y Beza a los que veo desde una aún sombría canal del Perro con Los Verdes bañados por el sol.
 photo IMG_0721_zps84wiyalc.jpg
Que delicia de ascensión. Poco a poco. Paso a paso. Disfrutando de las vistas.

Corono la canal del Perro y diviso el collado del burro. Hasta él, aún sombra. Bien.
 photo IMG_0723_zpsiw2b8jmw.jpg

avanzo cómodamente y pronto llega, aunque conocida, la siempre majestuosa visión de la sur de Peña Santa. ¡¡¡La reina del occidental !!! Y como no, a la izquierda de El Gato y la Aguja del Corpus Christi, la Cabra Blanca aún en sombra
 photo 5_zpstgtkx4yc.jpg

Espero unos minutos por si mis compañeros aparecen y ante su ausencia prosigo por el camino del burro hacia Vega Huerta. Voy tranquilamente contemplando hacia atrás, la Bermeja y los Moledizos; la horcada Ancha; el Pardo Pescuezo y la Torre Parda
 photo 6_zpsrs3hb8m9.jpg

el macizo central sobre los hoyos del caballo cimero
 photo IMG_0743_zps0ggyokoh.jpg

y ya más cerca de los Tesos de Cotalbín, ¡¡¡cómo no!!! La afilada silueta de La Cabra Blanca en todo su esplendor, sobresaliendo entre los Estribos y el Diente
 photo IMG_0745_zpsgqxuavyw.jpg
(foto tomada con zoom)

En el refugio de Vega Huerta, tan solo unos rebecos despistados a los que me acerco a pocos metros, me reciben.
 photo IMG_0751_zpsqs42cyj9.jpg
aprovecho para comer ya que en el Frade no lo hice y espero la llegada de mis amigos que se prolonga más de lo esperado. Un buen desnivel a salvar desde Valdeón así como un ligero retraso en la salida, es la causa. Me sirve para descansar y recuperar, aunque he subido muy bien a mi ritmo. También aligero peso en la mochila y dejo un petate en el refugio con cosas que recogeré por la tarde.

Cuando llegan, ¡¡¡ sorpresa!!! Además de Clemen, Edu, Ana y Agus vienen María, Solita y Juan Carlos con los que hacía tiempo que no coincidía en la montaña. Y Juanjo con Floyd  y Javi a los que no conocía personalmente. Charlamos mientras comen también algo y aprovisionan agua en la fuente de la vega. Queda mucha faena por “lidiar” así que pronto emprendemos camino por la panda herbosa
 photo IMG_0762_zpssro9dijl.jpg

que desde las inmediaciones del refugio lleva por  El Llastral , una zona de grandes bloques calizos, hacia el collado situado bajo la aguja del Corpus Christi
 photo IMG_0765_zpssaddggwo.jpg

 photo IMG_0766_zpsxljlodmb.jpg
(vista atrás de la zona de El llastral con los Tesos de Cotalbín y La Bermeja, al fondo)

y que da paso al jou de La llerona que nos separa de la impresionante vista de la Cabra Blanca, cada vez más cerca.
 photo IMG_0770_zpsxpihnwzs.jpg

Descendemos por la derecha del jou para cruzar el pedrero que desde La Forcadona cae a sus profundidades, en busca de la horcada situada entre el Torco y los Estribos, sobre la que asoma en la lejanía, La Torrezuela
 photo 8_zpsto5ozief.jpg


vista a medio camino
 photo IMG_0778_zpst2emokoo.jpg

y desde el mismo punto, hacia atrás
 photo IMG_0775_zpsyt7glrzv.jpg

Desde ella, al igual que en el intento que hacía dos años realicé con Yonatan y Nuberu, descrito aquí, descendemos siguiendo el marcado sendero que por una zona de pequeños jous nos lleva a la entrada del grandioso jou de Pozas.
 photo IMG_0782_zpsknsw4fdc.jpg


En este punto he de aclarar que el camino correcto de aproximación a la base de la Cabra Blanca parte desde la misma horcada por su izquierda y más alto que el que tomamos, como se ve en esta foto tomada al regreso.
 photo 16_zpseoeqmcug.jpg
Está jitado, solo hay que fijarse un poco. Evita perder un montón de metros de desnivel y conduce a la parte alta de las terrazas herbosas que siguiendo el camino bajo hay que subir y que a continuación describo.


Repito para enlazar con el último párrafo de la descripción original:
Desde ella, al igual que en el intento que hacía dos años realicé con Yonatan y Nuberu, descrito aquí, descendemos siguiendo el marcado sendero que por una zona de pequeños jous nos lleva a la entrada del grandioso jou de Pozas.

Sin bajar tanto hacia el jou de Pozas como en aquella ocasión, pronto comenzamos a ascender a nuestra izquierda por una serie de terrazas herbosas
 photo IMG_0783_zpshwyqdcvi.jpg

Que culminan contra una pequeña pared caliza
 photo IMG_0784_zps1zm0g1wp.jpg

que bordearemos por su derecha, siguiendo la última terraza herbosa donde ya encontraremos algún jito, dejando el jou de Pozas a nuestra derecha (aquí enlazamos con el camino correcto que viene de la horcada)
 photo IMG_0785_zpsk5fg7oat.jpg

Alcanzamos a continuación una zona de llambrias en la parte baja de Los Estribos, que hemos de cruzar en horizontal, dirigiéndonos hacia la “separación” entre éstos y la base de la Cabra Blanca
 photo IMG_0786_zpsnzpmazkq.jpg

lugar donde está el nevero casi permanente
 photo IMG_0788_zpseipt1kxj.jpg

al que accedemos tras ganar unos metros por un inclinado pedrero, antes de atravesarlo.
 photo FB_IMG_1470732158261_zpsb9c4fcuo.jpg
(foto: Clemen)

Hasta aquí había llegado con Yonatan y Nuberu en 2014. Y en este lugar, no encontramos por donde auparnos hasta la vira diagonal que sube a la arista de la Cabra.
En esta ocasión, vamos mejor de tiempo que en aquella aunque también es más tarde de lo deseado. Yo me encuentro bien físicamente y mis compañeros me dan una fuerza moral tremenda. Sé que llegaremos a la cima.

También, como entonces, hay alguna duda en esta ocasión de por dónde encarar la salida del nevero y de hecho, realizamos por  tres puntos diferentes el ataque a la zona.
 photo IMG_0789_zpssraxdkhl.jpg

Los tres requieren de trepadas por “chimeneas” bastante descompuestas. Esta zona me pareció la más complicada de toda la ascensión. Serán unos 40 metros de desnivel expuestos y con peligro importante de caída de piedras
 photo chimeneas_zpsbkssoejf.jpg
(foto: Ana)

 photo IMG_0793_zpsvr5rtfrt.jpg

Pasado este tramo (la parte alta del nevero ya se ve muy abajo)
 photo iniciovira_zps8kmrktp4.jpg
(foto: Clemen)

se alcanza la canal que sirve para ascender a Los Estribos, a nuestra izquierda, y la vira diagonal que surca la pared norte de La Cabra Blanca, tras un contrafuerte frente a nosotros,
 photo IMG_0794_zpsoit3rndb.jpg

y por la que ascendemos con mucha mayor comodidad que este tramo anterior pese a su pronunciado desnivel
 photo IMG_0795_zpsudg0plse.jpg
 photo IMG_0796_zpskfabmjn7.jpg

Al final de la vira se encuentra un pequeño rellano y a su izquierda una pequeña trepada, dos metros, que nos deja frente al paso en babaresa. El punto que una y otra vez se pasa por la cabeza de quien pretende coronar la Cabra Blanca y que nunca se sabe si se pasará o no.

Confieso que muchas veces lo miré en fotos; que muchas veces hablé de él con amigos que ya lo habían pasado; que….que…..; que no sabría cómo reaccionaría una vez que algún día llegase ante él.

Y ese día había llegado ya. Estaba allí, frente a él.

Cuando llegué al rellano, Agus, Juan Carlos y Edu ya habían pasado y habían puesto un cordino de protección. Javi estaba pasando observado por Clemen. Juanjo estaba del lado de acá con el cordino y María y Solita estaban en el rellano.
 photo IMG_0798_zpslw1vhmym.jpg

Descansé un poco y realicé la trepadina para colocarme al comienzo de la Babaresa. Juanjo estaba ajustando el enganche del cordino mientras Clemen pasaba. Cordino que la verdad es que molestaba más que otra cosa, aunque bien es cierto que en caso de apuro siempre se podría echar mano de él.
 photo IMG_0799_zpszbfmqvbt.jpg

Y entonces me tocó a mí.
Respiré hondo. Me cogí al borde de la llambria y comencé a subir. Las botas agarraban perfectamente y progresaba bien con las manos. En ningún momento tuve la mínima sensación de peligro o miedo.Al contrario, disfruté enormemente del tan "temido" paso.

Cuando estaba casi arriba, la pedí a Agus que me hiciese una foto.
 photo paso_zpsqhskk6ul.jpg
(foto: Agus)

 Luego me giré y Juanjo estaba con Solita y María ya casi arriba del paso.
 photo IMG_0800_zpsaranxrzx.jpg

Tras la babaresa, en fila según la habían ido pasando, los componentes del grupo ascendían por las llambrias que conducen a la cima.
 photo IMG_0805_zpsmczsvdvd.jpg

 Dejé pasar a Juanjo, María y Solita y coroné cuando ya todos estaban arriba.
 photo IMG_0806_zpsbnb0maio.jpg

 ¡¡¡Estaba en la cumbre de La Cabra Blanca!!! 

Uno a uno abracé a mis compañeros completamente emocionado y fueron muchos los recuerdos que vinieron a mi mente en esos momentos. Sin lugar a dudas la cumbre que en mi vida montañera más tiempo me costó conseguir y más tiempo y esfuerzo le dediqué para ello.
 photo cumbre2_zpsnmdw795q.jpg

Disfruté enormemente de la compañía de mis amigos y de la cumbre, como no. Nos hicimos las fotos de rigor y las de “inrigor”
 photo IMG_0819_zpsxfpph4sc.jpg

 y yo como siempre hice las cuatro panorámicas desde la misma que ahora comparto:

al oeste
 photo 9_zps18gi9h5e.jpg


al norte
 photo 10_zpsiolf5q84.jpg


al este
 photo 12b_zpskwr1hsmk.jpg


al sur
 photo 13_zpsqayotnea.jpg


Tocaba bajar. Entre uno y otro eran las cuatro de la tarde y quedaba mucho que descender así que nuevamente manos a la obra.
Las llambrias
 photo IMG_0855_zpsymnagcaa.jpg

La babaresa en descenso. Sin complicaciones.
 photo IMG_0856_zpsulkxxvex.jpg
 photo IMG_0861_zpssq0gdwfx.jpg

Por la vira hacia las chimeneas
 photo IMG_0878_zpstipgcrul.jpg

El nevero
 photo IMG_0880_zpsybmeoz1d.jpg


Y aquí comenzó mi particular descenso a los infiernos.

Tal vez el haber superado la prueba y haber pasado los tramos más complicados; tal vez como más tarde comprobé por haber quemado 500 Kcal y casi no haber ingerido nada; tal vez…..; tal vez….. el caso es que cuando paramos en la horcada entre el Torco y Los Estribos para comer algo, el cuerpo ya no me admitió más que un plátano y a duras penas. Ni chocolate, ni nada sólido más. Ana me dio un sobre de concentrado de azúcares y fue tomarlo, beber agua y devolver. Momentáneamente me sentí mejor y en el descenso bordeando la Llerona, me encontré bien
 photo IMG_0884_zpskz4xlkff.jpg

Sin embargo, por la zona de El Llastral, tuve algún indicio de sobrecarga en las piernas. Llegué a Vega Huerta y recuperé algo en la parada que hicimos en la fuente pero el gran error que cometí  fue iniciar el descenso con mis amigos por la canal de Capozo.

Creía que débil como me encontraba sería mejor que desandar solo el camino hacia Vegabaño aunque la buena elección, ahora lo sé, habría sido quedarme a dormir en Vega Huerta y que ellos avisasen desde Valdeón a mi familia de que llegaría al día siguiente. No hice lo correcto. Tomé la decisión equivocada y comencé el descenso con ellos hacia los puertos de Cuba para embocar la canal de Capozo.
 photo IMG_0888_zps8d8g9aob.jpg
Ya en ese descenso comencé a quedarme atrás

En la parte alta de canal de Capozo comencé a sentirme flojo, muy flojo y Clemen y Edu se quedaron conmigo. Nos reagrupamos todos de nuevo en la fuente de la canal y a partir de ahí comenzó lo peor. Estaba sufriendo física, cada vez mis paradas para recuperar fuerzas eran más frecuentes y más largas, y mentalmente, cada vez veía más abajo el fondo de la canal y me atormentaba ver que la luz se iba yendo y mis compañeros iban lastrados por mí.

Si algo bueno tiene el cumplir años, es que a estas alturas de la vida, me conozco perfectamente y sabía que de no hacer un descanso prolongado mi cuerpo iría a peor, al igual que mi concentración y psicomotricidad. En estas condiciones de descenso, nos pillaría la noche a media canal y no conseguiríamos  llegar ninguno a Cordiñanes.
La decisión estaba clara y pese a ello me costó el convencerlos casi más esfuerzo que seguir en pié. Tenía ropa adecuada y suficiente; equipo adecuado y suficiente; la necesidad de parar cuando menos dos o tres horas para no caer en un estado físico que para entonces y de seguir descendiendo podría llegar a ser preocupante y peligroso; no había ningún peligro existente ni personal ni ambiental….así que llegados a la zona del bosquete de avellanos y tras una larga charla, me quedé a vivaquear en un lugar apropiado junto al sendero

Cambié la ropa sudada por otra seca y térmica; preparé el lugar para pasar la noche con las capas de agua; el saco y la manta térmica; intenté comer algo sólido sin conseguirlo y con los Urrieles enfrente
 photo IMG_0890_zpsyibwqyrs.jpg
pronto me dormí. A lo largo de la noche, recuerdo que bebí agua en numerosas ocasiones.



Canal de Capozo. 07 de agosto 2016. 07:35

Con las primeras luces del día me despierto bastante recuperado ya. Los Urrieles, al igual que ayer las buenas noches, me dan hoy los buenos días.
Recojo las cosas, preparo la mochila e inicio el descenso. Desde el lugar donde vivaqueé, aún queda y así se ve lo que resta de descenso.
 photo IMG_0898_zps6qonpukv.jpg
Me preocupa donde les habrá pillado la noche ayer a mis compañeros.

Desciendo unos metros y hago una foto del lugar (un poco por encima de ese árbol) cuando los rayos de sol comienzan a iluminar los altos calizos.
 photo IMG_0899_zpshlmzsl7z.jpg

El sendero aún serpentea perdiendo considerable altura en pocos metros. Llevo una media hora de descenso que sin lugar a dudas ayer me habría costado realizar en más de hora y media, cuando me topo con tres de mis compañeros y Floyd con ellos que están subiendo a mi encuentro.
¡¡¡ Alegría!!!
Comentamos cómo les fue el descenso ayer; como pasé la noche; sobre las preocupaciones surgidas… y reiniciamos el descenso. Voy bien. Flojo, pero bien. E infinitamente mejor que si ayer hubiese seguido. En hora y media llegamos a Cordiñanes.
 photo IMG_0906_zpsbjrlz4uz.jpg

En las condiciones de ayer, habría sido un infierno y no habría llegado. Estoy seguro. Tienen el coche junto al mirador. Nos vamos hasta Posada donde nos reunimos todos los que allí están ( otros están en Maraña y algunos regresaban ayer mismo a sus domicilios) y donde me doy una reparadora ducha.
 Mientras vienen a buscarme desde Soto de Sajambre, tomamos una también reparadora clara ¿o fueron dos?
 photo IMG_0907_zpsnti70ohh.jpg
antes de dar por concluida esta estupenda e inolvidable ruta.

Y esto es todo. Espero que os haya gustado.
Hasta pronto.

Los horarios orientativos de la ruta a pié son los siguientes:
Soto de Sajambre – Vegabaño………………………………..45 mn (por el camino viejo)
Vegabaño – refugio del Frade…………………………………90 minutos
Refugio del Frade – collado del burro……………………..60 minutos
Collado del burro – vega Huerta……………………………..40 minutos
Vega Huerta – entrada jou de la Llerona………………..30 minutos
Bordear la Llerona hasta la horcada………………………..37 minutos
Horcada- nevero……………………………………………………..25 minutos
Nevero – vira diagonal (zona chimeneas)……………….25 minutos
Vira diagonal – babaresa………………………………………….15 minutos

Babaresa – cumbre………………………………………………….05 minutos







.